Perú - Los Andes - ANCHANCHO  

     

ANCHANCHO


Fecha de publicación:   03/Oct/2016 09:59:00

¡Recargados! Si pensaban que el anchancho había muerto y que le habían dado cristiana sepultura, pues se equivocaron. Así es, estamos vivitos y coleando, como jokhollos, como jurukutas, como quellunchos. Y estamos recargados, mucho, para decir las verdades de frente, caiga quien caiga, no importa que sean amigos, parientes, trampas o autoridades. ¡Ya están advertidos! Así que no hagan tonterías, ¡aunque estén en los urinarios!

La factura. Los revocadores del Ivanof no la están pasando nada bien. Ayer fueron por lana y salieron trasquilados. Sí, así es. Pasa que se fueron a la tierra del Ivanof y que, cuando intentaban recolectar firmas, supuestamente algunos trabajadores de la comuna puneña, junto a unos matones, les dieron tremenda golpiza. Esto, ¡con fierros y palos! ¡Ya pues, a eso no se le puede llamar juego democrático! ¡Respetos guardan respetos!

Se hacen los locos. Los embarrados en las denuncias ante el Ministerio Público, como el Señor de las Rosas y especialmente el Waltercito, pese a las pruebas existentes sobre los descuentos "Procumpita" a los serenos calceteros, han salido a negarlo todo, siguiendo al pie de la letra un guion armado, aduciendo que el cobro de la famosa "consigna" se refiere a una colecta para implementos deportivos. Pffff... ¡Ni ellos se lo creen!

Soldado viajero. Los tinterillos de la Liga Departamental de Puno están muy preocupados porque solo el Soldado Rayan tiene preferencias: viaja como autoridad de turno a otros departamentos y se llena los bolsillos fácilmente, mientras que sus compadritos coleccionan mariposas en sus billeteras y direcciones de teléfono en sus agendas. Pero lo que más les duele a estos últimos, es que el Soldado Rayan viaja bien acompañado. ¡Suertudo!

¿Pendeivis? El "cosito" había tenido sus amarrados. Sí, como lo leen: él, que parecía tan Humala, tan Ollanta, había sido un pendeivis. Ahora salió que uno de sus yuntas, al que él nombró jefe en una fábrica del ejército, vendió a la penepé explosivos, armas, metralletas, etc., con un sobreprecio escandaloso. ¡Ay, tatito! Vivo había sido el "cosito", ¿o se habrán aprovechado de él, como la Nadine? ¡Guarda!


Fuente: http://www.losandes.com.pe/Anchancho/20161003/99865.html